Empezar a meditar. 3 mitos que nos lo impiden.

kirsten_trued-721

Hay una serie de pensamientos comunes en la gente cuando se acerca  a la idea de practicar la meditación. Sobretodo si el nombre del tipo de meditación que se menciona es de alguna rama oriental. Solemos pensar tres cosas, que uno es muy inquieto y no va a poder quedarse quieto como la mayoría de las prácticas meditativas proponen; que va a ser imposible poner la mente en blanco y por último, algunos lo relacionan con cuestiones religiosas o creencias. La conclusión a partir de esto es que la meditación no va conmigo. No me va a servir. Seguir leyendo